HABITATGE | MARTA CUESTA
2121
post-template-default,single,single-post,postid-2121,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-15.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

MARTA CUESTA

Directora de la fundación Soñar Despierto

OLAYA MARÍN

Hablamos con Marta Cuesta, directora de la fundación Soñar Despierto en una de sus visitas a Barcelona.

  • ¿Qué es la fundación Soñar Despierto?

Somos una fundación con más de catorce años de historia. Nuestro principal objetivo es conseguir la integración social de menores que residen en centros abiertos, residenciales o de acogida. Queremos que estos niños y jóvenes, que han llegado allí por múltiples razones, puedan contar con un proyecto socioeducativo y que tengan personas referentes que los acompañen en su día a día.

  • ¿Cuál es su papel en la fundación?

Yo empecé en Soñar Despierto como voluntaria hace cinco años. Entré de casualidad, porque yo quería irme fuera de España, ya que esa era mi manera de entender el voluntariado, hasta que una amiga de clase, que era voluntaria coordinando Soñar Despierto, me habló de ello y descubrí que había más maneras de participar en proyectos sociales.

Además de ir a centros de acogida, también empecé a coordinar otros grupos de voluntarios para ayudar a Soñar Despierto a ir creciendo en Madrid. Poco a poco me empecé a dar cuenta de que este mundo me interesaba mucho y que quería que mi carrera profesional se enfocara en este campo. Es por eso que decidí hacer un máster en dirección y gestión de fundaciones y ONG sin ánimo de lucro.

``La realidad de estos menores es muy desconocida``
  • ¿Cómo ha acabado como directora de Soñar Despierto?

Soñar Despierto ha ido creciendo mucho en los últimos años, tanto en fondos como en número de voluntarios y sedes. Antes solo estábamos en Barcelona y Madrid, pero hace poco que estamos haciendo actividad también en Sevilla y Valencia. Entonces detectamos que, para ser más fuertes a nivel estatal, necesitábamos empezar a actuar de manera más unificada para conseguir tener más relevancia en España. Es por eso que la fundación me ofreció en octubre de 2018 ser directora para coordinar y fijar unas líneas estratégicas. A día de hoy, mi papel se basa principalmente en fijar esos objetivos, organizar asuntos internos y tener reuniones institucionales para darnos a conocer.  Haber estado de voluntaria tanto tiempo me facilita el día a día, ya conozco el funcionamiento interno y me resulta más fácil identificar las problemáticas y necesidades.

  • ¿Cómo se puede participar en Soñar Despierto?

Existen varias maneras. Puedes participar donando una cantidad de dinero o siendo voluntario semanal u ocasional. Las actividades más concurridas son las conocidas como los grandes eventos del año, como la fiesta de navidad, los campamentos de verano y la jornada del Día del Niño. En estas suelen participar personas más esporádicas o aquellas que no se pueden comprometer durante todo el año. Y respecto a las actividades para los voluntarios que sí disponen de disponibilidad, contamos con algunas como por ejemplo “Amigos para siempre”, que consiste en pasar un rato de ocio del fin de semana con un grupo de menores, o “Educar Sonrisas”, en la que una persona ayuda a un niño con las tares del colegio.

  • ¿A nivel de empresa también hay alguna manera de colaborar?

Sí, por supuesto. Recibimos grandes donaciones por parte de empresas que nos ayudan a financiar actividades o que nos dan el material que necesitamos. Pero es cierto que últimamente las empresas no se limitan a dar dinero, sino que también quieren que los trabajadores se involucren en las actividades de voluntariado con menores.

  • ¿La realidad de estos menores es invisible?

Sí, la realidad de estos menores es muy desconocida. Mucha gente piensa que son niños conflictivos y que vienen de orfanatos o de reformatorios. No es así. Al final, simplemente, son menores en cuyas casas se ha detectado una situación de desprotección, como por ejemplo tener padres involucrados con las drogas o el alcohol. También pueden ser niños que han sido maltratados o cuyos padres no tienen recursos para darles de comer. Cuando se detecta un caso así, se les atiende temporalmente hasta que la familia se recupera, pero si no se encuentra solución, pasan a vivir en estos centros de acogida.

Lo que intenta Soñar Despierto es que, independientemente de las circunstancias a las que cada niño le haya tocado vivir, tengan una infancia lo más normal posible dentro de los centros. Y si por ejemplo son personas que están a punto de cumplir la mayoría de edad, pues que puedan también tener las mismas oportunidades, como por ejemplo el acceso a los estudios postobligatorios.

PERFIL

Los niños son... Nuestra esperanza para el futuro
Una canción: "Things that stop you dreaming", de Passenger
Una afición: Viajar
Un deporte: Esquí